Jueves 2 de Abril de 2020 - Mar del Plata, Argentina
 04.02.20 
Last Updated on Tuesday, 24 March 2020 12:41
Published on Tuesday, 24 March 2020 12:38

24 de Marzo. Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia



Dada las medidas de público conocimiento debido a la situación de prevención sanitaria que atraviesa nuestro país como consecuencia de la pandemia del Covid-19, las actividades planificadas por la Secretaria de Extensión Universitaria de la UNMdP debieron ser reprogramadas:

-Actividad coorganizada con el Centro de Estudios Sindicales y Sociales ADUM, en la que el artista plástico Felipe Giménez pintaría junto a niñas y niños de nuestra ciudad, en la Plaza de la Memoria del Complejo Universitario Manuel Belgrano, el mural "Hay uniones que hicieron la fuerza" (imagen cedida a esta Secretaría en el año 2019).

-Acto por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, organizado por la UNMdP.

-Inauguración del mural del artista plástico Felipe Giménez  "Hay uniones que hicieron la fuerza" emplazado en Plaza de la Memoria.

A 44 años del último Golpe de Estado, la Universidad Nacional de Mar del Plata conmemora el período más trágico de nuestro país, iniciado el 24 de marzo de 1976 a través de una dictadura cívico militar y finalizado en 1983 merced a la convocatoria a elecciones democráticas que dieron comienzo a una nueva etapa del Estado de Derecho.

Ese golpe de Estado genocida, bajo la forma de una dictadura comandada por las Fuerzas Armadas y con participación de las Fuerzas de Seguridad, además de la complicidad de factores de poder instalados en la civilidad, implicó la violación absoluta de los Derechos Humanos. Los crímenes de lesa humanidad y el terrorismo de estado provocaron: la desaparición de 30000 personas, la creación de centros de detención clandestina, la planificación y aplicación sistemática de secuestros, torturas, violaciones, asesinatos, apropiación de niñas, niños y bebes (muchos de ellos nacidos en cautiverio), los exilios forzados a miles de argentinas y argentinos, y la censura con persecución sobre toda labor y expresión ciudadana.

Dicho escenario represivo nacional mantuvo una coordinación con las demás dictaduras de la región mediante la implementación del Plan Cóndor. Entre sus objetivos principales y motivadores se destacaron la destrucción del Estado de Bienestar, la desindustrialización estratégica nacional, la concentración de la producción y distribución de bienes y servicios en pocas manos, las condiciones para la privatización de sectores claves en la actividad económica y social, el fomento del sector financiero y la cultura de la especulación. Todo ello, con su correlato inmediato y durable en la vulneración de la población, con un aumento exponencial de la pobreza y diversas formas de exclusión social.

La memoria se construye con cada hecho histórico, con cada testimonio, con las voces que se alzan ante la injusticia social, con quienes no están pero permanecen, con las generaciones posteriores a aquella que fue blanco del terrorismo de Estado y que comprenden que la verdad y la justicia son valores que deben primar en una sociedad respetuosa de los derechos constitucionales, de una nación soberana y democrática destinada a la inclusión efectiva en todas las dimensiones del desarrollo humano.

Es la memoria una construcción colectiva y en esos procesos constructivos se erige la ciudadanía responsable basada en el conocimiento, simbolización, respeto y defensa de los Derechos Humanos.

Y, en tanto la memoria, no se acaba ni se calla, tampoco lo hará la exigencia de Justicia que, en el marco de las leyes de nuestra Constitución permita el enjuiciamiento a los responsables civiles y militares que condujeron a la sociedad argentina a atravesar uno de los períodos más aberrantes de nuestra historia, el del genocidio.

Desde su hito histórico fundante de la Reforma Universitaria y la posterior materialización de la condición pública a través de la gratuidad, las misiones y principios constitutivos de la Universidad Pública actual se expresan, de la reflexión en la acción, por su vocación política y ética en la perspectiva de los Derechos Humanos, por el compromiso social en la responsabilidad educativo-científica, y por la participación en los procesos democratizadores que construyen el presente.

¡30.000 compañeras y compañeros detenidxs-desaparecidxs presentes!

¡Ahora y siempre!

¡Nunca Mas!